• Km 1 Via Imantag, Cotacachi, Imbabura, Ecuador
  • +593 (0) 998 414 756
  • ami@fundacionami.org.ec

Preguntas Frequentes

¿QUÉ EDAD TIENEN LOS NIÑOS QUE ACOGE “LA CASA DE LOS NIÑOS” DE FUNDACIÓN AMI?

Son niños entre 0 y 4 años. “La Casa de los Niños” se creó con el fin de atender a niños en su Temprana Infancia, tomando en cuenta que por motivos especiales podrían quedarse con nosotros hasta los 4 años de edad.

EXISTEN MUCHAS INSTITUCIONES QUE SE ENCARGAN DE LOS NIÑOS HUÉRFANOS, ABANDONADOS O CON PROBLEMAS. ¿QUÉ HACE DIFERENTE A AMI?

Nuestro trabajo se guía por estos principios: 1) Atender a las personas sin juicios de valor, sin condicionamientos ni presiones. 2) Favorecer la satisfacción de las necesidades sensoriales, motrices y afectivas del niño. 3) Mantener un ambiente preparado y relajado para la recuperación de la salud y la alegría de vivir del niño.

Atender a la niñez no es un asunto de paciencia o de capacidad para soportarlos, pues si se acaba la paciencia no se los soporta y se llega fácilmente al maltrato. Conocer y comprender sus manifestaciones de bienestar, malestar y tristeza y los mecanismos de dolor del organismo, nos guía en nuestra labor. No es una obra de beneficencia o de caridad. Es un trabajo por la dignidad del niño y de la familia. Uno de nuestros objetivos es la reinserción del niño en su familia y de ésta en la sociedad. Esta visión nos parece fundamental para favorecer tanto el proceso de construcción de la identidad en el niño, como la integración social y el reconocimiento de cada miembro de su familia como ciudadano legítimo.

Realizamos un acompañamiento a largo plazo a las familias que acogen nuevamente a sus niños. Los adultos que tienen a sus niños en instituciones son personas con muchas dificultades personales y sociales. A veces es necesario un acompañamiento profesional y respetuoso por cierto tiempo para que puedan, por sí mismas, tomar decisiones importantes y trabajar en reestructurar su vida. Esto es totalmente posible si se respeta el tiempo que cada persona necesita.

LA MANERA EN QUE TRATAN A LOS NIÑOS, ¿ES PORQUE SON “DIFERENTES”, O PORQUE MERECEN UN TRATO ESPECIAL POR HABER ENFRENTADO CONDICIONES MÁS DURAS QUE OTROS NIÑOS?

Todo niño merece un trato respetuoso, ser considerado en sus sentimientos, en sus expresiones, en sus necesidades y ser atendido con referentes concretos de cariño y aceptación en un entorno que corresponda a la satisfacción de sus necesidades sensoriales y motrices. Es esto lo que ofrecemos a los niños que llegan a “La Casa de los Niños”.

¿SE BUSCA QUE LOS NIÑOS SE RECUPEREN PARA LUEGO VOLVER A TRATARLOS “NORMALMENTE”?

Sí. Un niño abandonado, maltratado, es un ser enfermo y sumamente triste. Su recuperación sólo es posible en un medio donde sienta que es querido y tomado en cuenta de manera respetuosa, donde tenga la oportunidad de descubrir lo grande y extraordinario que es. Un medio en donde encuentre seguridad, comprensión y ternura para confiar en sí mismo y ver también sus dificultades y sus penas, donde encuentre referentes de una convivencia armoniosa y descubra su capacidad para tomar decisiones adecuadas en su propia vida.

Constatamos, con cada niño que sale de “La Casa de los Niños” a su familia, que el conjunto de estos referentes en su vida cotidiana es la única garantía para que pueda adaptarse a cualquier medio. Solo cuando en su vida ha “probado” el sabor del buen trato, él es capaz de revertirlo donde se encuentre, aún en las más difíciles circunstancias. Con mucha inteligencia y generosidad, busca las mejores opciones.

¿CUÁL ES EL ROL DE LOS ADULTOS QUE ATIENDEN A LOS NIÑOS EN EL AMBIENTE PREPARADO?

Mantener las cualidades del ambiente preparado y relajado, facilitar la actividad autónoma y sensorio-motriz del niño, brindarle una atención afectiva profunda, tratarlo sin condicionamientos, presiones o expectativas. Cuidar de que no hayan peligros en el entorno, valorar la capacidad del niño para hacerse a sí mismo, darle la oportunidad de expresarse como es, prepararse para comprenderlo, velar por su salud, llevar los informes de su desarrollo en la Institución.

¿LOS NIÑOS PUEDEN HACER LO QUE SE LES ANTOJE? ¿NO ES ESO MUY ANÁRQUICO?

“La Casa de los Niños” es un lugar para vivir, donde los niños espontáneamente encuentran múltiples maneras y recursos para satisfacer sus necesidades sensorio-motrices y afectivas. Un entorno adecuado para su crecimiento necesita pocas, sencillas y claras reglas de casa. Por ejemplo, no agredir a otros niños, devolver los juguetes a su sitio o lavarse las manos antes de comer. Son referentes muy importantes para lograr una convivencia armoniosa.

El niño se siente seguro y querido cuando no le dejamos hacer cualquier cosa y le ponemos límites con firmeza y afecto, no con castigos. Para atenderlos con dignidad, nos guiamos por situaciones de la vida práctica: un niño que se porta mal es porque se siente mal, porque sufre. Las manifestaciones de malestar las atendemos acompañando a los niños y niñas y, si nos lo permiten, con contacto físico, con afectividad.

¿QUÉ CALIFICACIONES TIENEN LAS PERSONAS QUE ATIENDEN A LOS NIÑOS EN “LA CASA DE LOS NIÑOS”? ¿QUÉ TIPO DE CAPACITACIÓN RECIBEN?

Son bachilleres que comparten el interés en el niño y la apertura para un cambio de actitud. Antes de atender a los niños en “La Casa de los Niños”, se preparan en la Institución en la adquisición de destrezas y de conocimientos básicos para tratarlos con respeto. Una vez que pueden desenvolverse a solas con los niños, asisten a reuniones personales según sea necesario, a reuniones semanales del área de trabajo y a una reunión de capacitación para todo el personal cada mes.

TODO ESTO SUENA MUY BIEN, PERO ¿HAN OBTENIDO ALGÚN RESULTADO CONCRETO? ¿CUÁNTOS NIÑOS HAN ATENDIDO HASTA AHORA?

No sólo suena bien. Tanto los 45 niños que han regresado ya a sus familias, como los 12 que continúan en la Institución, están saludables y alegres. La salida de los niños fue posible porque lograron cautivar el acercamiento de sus padres o familiares cuando los visitaron en “La Casa de los Niños” y los descubrieron tan lindos, afectivos y alegres, muy diferentes a los niños a los que tomaban como estorbos y con los que no sabían qué hacer. Los niños lograron despertar en estos adultos el interés por aprender a tratarlos como personas y no como objetos. Personal profesional y preparado por AMI contribuyó y continúa contribuyendo en el acompañamiento de los procesos personales de dichos adultos.

¿CÓMO SE FINANCIAN LAS ACTIVIDADES DE AMI Y EL SOSTENIMIENTO DE “LA CASA DE LOS NIÑOS”?

La Fundación “Amigos de la Vida” se creó legalmente en el año 2003. La casa en la que funciona “La Casa de los Niños” fue construida y equipada con recursos propios de los fundadores, quienes también toman a cargo parte de los gastos. El financiamiento es exclusivamente privado, gracias, principalmente, a las instituciones “Graine d’Affection” de Suiza y de Francia, que canalizan los aportes de una extensa red de amigos particulares y de algunas empresas privadas. Si le interesa ser parte de esta red de colaboradores puede escribirnos a ami@fundacionami.org.ec

HE ESCUCHADO QUE LA ESTIMULACIÓN TEMPRANA DA MUY BUENOS RESULTADOS EN LOS NIÑOS, ¿UTILIZAN ESTA TÉCNICA EN “LA CASA DE LOS NIÑOS”?

La Estimulación Temprana es un conjunto de técnicas con las que se trata de incidir en la capacidad de niños y niñas en edad temprana para lograr que, en el menor tiempo posible, logren competencias que agraden y asombren a los adultos. Nosotros no estamos de acuerdo con esto. Confiamos en la sabiduría del organismo, en la manera en que la naturaleza ha determinado sus procesos de desarrollo. Las consecuencias que ocasiona la estimulación temprana son graves.

El forzar al niño a “adelantarse” a su proceso natural para cumplir con expectativas ajenas termina por anular los mecanismos propios de interacción con el medio y llevarle a un callejón sin salida: el del aburrimiento, la falta de concentración y de creatividad. Esto provoca mucho sufrimiento. El niño integra el sentimiento de ser aceptado y querido cuando las personas que le atienden le comprenden y no le fuerzan a hacer cosas que todavía no está listo para hacer: cambiar de postura, sentarse, caminar, comer solo, hablar.

ESTA FORMA DE TRABAJAR ES NUEVA. ¿HAY OTRAS INSTITUCIONES QUE UTILICEN MÉTODOS PARECIDOS?

En Hungría se encuentra el Instituto Emmi Pikler de Budapest, creado hace más de 50 años, en cuyo trabajo se ha inspirado “La Casa de los Niños” y otras instituciones en Europa, Latinoamérica y Asia. Aquí en Ecuador hubo una experiencia muy importante en la que los fundadores de Fundación “Amigos de la Vida” participaron. Se desarolló durante aproximadamente 30 años en un enfoque de educación por medio de la actividad autónoma y espontánea de niños y adolescentes. El trabajo de la Fundación AMI se sustenta ampliamente en esta experiencia.

EN “LA CASA DE LOS NIÑOS” ATIENDEN MUY BIEN A LOS NIÑOS, SIN EMBARGO LUEGO SE LOS LLEVA DE REGRESO A SUS FAMILIAS, DONDE, POR LA SITUACIÓN ECONÓMICA Y LAS COSTUMBRES, LAS CONDICIONES QUIZÁ NO SEAN LAS MISMAS. ¿ES PRUDENTE ACOSTUMBRARLOS A ALGO QUE LUEGO NO PUEDEN TENER?

Muchas personas que han venido a visitarnos nos han comentado: “Qué bien que están los niños aquí, qué contentos se les ve, todo está hecho para ellos, pero… cuando se vayan… afuera no les van a tratar así…” Entonces nos preguntamos, ¿tendremos que maltratar a los niños aquí también, para que estén mejor preparados para el mundo de afuera? ¿El maltrato que han vivido no es suficiente? La lógica de la vida no funciona así. Optar por una u otra calidad de vida y construirnos en torno a ella es posible solamente si podemos escoger. Si un niño es maltratado por su mamá, por su familia, en la escuela… ¿qué tiene para escoger? ¿Qué puede dar? Se puede dar sólo lo que se tiene. Si se es humillado, violentado, abandonado, ¿qué se puede dar a los demás?

¿CUANDO UN NIÑO REGRESA CON SU FAMILIA TERMINAN LAS RELACIONES CON LA INSTITUCIÓN?

No, al contrario. El momento de regreso de un niño con su familia es una de las etapas más importantes de nuestro trabajo. Es el momento del reencuentro de seres diferentes, de personalidades diferentes. Ahora se ponen en juego todas y cada una de la vivencias del niño, su fortaleza en todos los sentidos, para hacer posible la convivencia. Para el adulto, es una prueba de fuego. Comprende y percibe que de él también depende el éxito de este acto de amor. La Institución, por su parte, confía, respeta y acompaña este “nuevo parto”.

Somos un recurso por el tiempo que tengamos que serlo, posiblemente hasta la mayoría de edad del niño. Como en todo proceso constructivo, hay momentos de inestabilidad. Entonces es importante nuestra presencia y la confianza que nos tiene la familia, cuidándonos siempre de no influenciar en sus decisiones al mismo tiempo que velamos por la seguridad y la tranquilidad de todos sus miembros.

¿TODOS LOS NIÑOS REGRESAN A SUS FAMILIAS?

En algunos casos, pese a nuestras investigaciones y esfuerzos, hay niños de quienes no hemos encontrado a ningún familiar. En estos casos realizamos trámites con los Juzgados de la Niñez y Adolescencia para facilitar un proceso de adopción. Preferimos esta opción antes que el cambio de los niños a otras instituciones, por considerar que ofrece posibilidades de estabilidad, de atención cercana y particular a niños y niñas, de propiciar la creación de vínculos afectivos seguros y profundos a largo plazo, y de darles la apertura para una vida social normal.

¿AMI COLABORA CON OTRAS INSTITUCIONES?

Con algunas y a diferentes niveles, en el país y en el exterior. Formamos parte de una red de Hogares de protección y trabajamos con las instituciones de protección a la temprana infancia y con las autoridades de justicia a nivel local ,regional y nacional. Participamos en diferentes reuniones y actividades con instituciones gubernamentales en la definición de proyectos y estrategias para la atención a sectores vulnerables, como la infancia víctima de maltrato y violencia o con capacidades diferentes.

Contribuimos con diferentes instituciones de varios lugares del país con consultas, charlas, talleres y seminarios en la perspectiva de un trato responsable y cálido al niño y su familia. Mantenemos una relación muy respetuosa y de colaboración con instituciones para atención a adolescentes, donde se encuentran acogidas algunas de las madres de niños de “La Casa de los Niños”.

Somos miembros activos de Red RIEE en Ecuador , de “’Association International Pikler (lóczy)” AIP(L), de la Red Pikler Nuestra América y de World Forum, en donde somos parte del grupo de trabajo sobre atención a niños en instituciones. Tenemos frecuentes intercambios de experiencias con otros profesionales de varios países de Latinoamérica, Europa , Japon y otras partes del mundo. Estamos muy cercanos a las Asociaciones “Graine d’affection” de Suiza y Francia, quienes contribuyen en nuestro sostén financiero.

Contamos tambien con el apoyo de “Insolites Batisseurs” la fondation de “Voyageurs du Monde”